lunes, 6 de agosto de 2012

Escuchar con paciencia es, a veces, mayor caridad que dar.

2 comentarios:

  1. Muy buena decisión, por la apertura de este blog, ya que con tu experiencia a nivel pedagógico y psicológico será de mucha ayuda. Estaré pendiente de tus escritos... Felicidades. Gracias por este espacio.

    ResponderEliminar
  2. Gracias a tí,mi idea es escuchar aunque es muy gratificante que te escuchen.Entonces viene el compartir y eso es hermoso.
    Abrazos
    Nelly

    ResponderEliminar