jueves, 23 de agosto de 2012

Hay que seguir adelante.

11 comentarios:

  1. bella reflexion sra nelly, gracias por llenar nuestras vidas de esos "TESORO DE PALABRAS".

    NO TE APEGUES AL AYER.

    La vida me ha enseñado que para seguir adelante, avanzar y no quedar estancados, es necesario no tener miedo a lo que hemos dejado atrás.

    Los recuerdos siempre estarán en nuestra mente y corazón, queriendo salir hacia afuera, no hay que temer llorar y mostrar nuestras debilidades, al contrario, debemos dejar nuestros sentimientos y nuestro pasado libre, para que pueda volar bien lejos.

    Deja tus recuerdos del ayer salir, recuerda cada tiempo como si hoy, que ya has madurado, lo estuvieses viviendo nuevamente.

    Permite al ayer entrar a tu vida, será la mejor manera de recordar, no trates de tapar esos recuerdos, añora todo lo que viviste en ese tiempo, piensa en todas las etapas que estaban contigo, recuerda cada espacio, cada silencio cada nombre…

    No evites recordar el pasado, permite que las lágrimas que necesiten salir se posen sobre tu cara, no permitas que tu corazón se quede reteniendo la amargura y sin haber sanado totalmente.
    -Saca todo afuera-

    Cuando estés en tu propio silencio recordando, respira y relájate, hazlo y ve soltando todo el peso que llevas encima.
    Muchas veces nos apegamos tanto a los recuerdos que hasta nos cuesta seguir adelante, todo se hace tan pesado como si caminásemos hacia una colina que no la alcanzamos jamás.

    Pero mírate al espejo por un momento y piensa en lo bueno que te ha dejado el ayer, rescata esas buenas experiencias para que puedas usarlas en tu vida actual, confía en ti.

    Utiliza esas experiencias adquiridas para cuando sientas que sólo vas cuesta arriba y nada parece tener un final. Detente y vuelve a respirar, busca sentir paz en tu interior.
    Aprende a soltar.
    Mira afuera, todo el mundo, el universo, y todo lo tienes ante tus ojos es tuyo;
    todo está en tu mente; piensa en forma positiva, verás que tus días van mejorando y llegará hasta ti un rayo de luz que te servirá de guía en tus tiempos de oscuridad.

    Nunca dejes de avanzar, aun con todos los recuerdos del ayer y todo el sufrimiento de lo que supuso "tu ayer".
    Nadie puede cambiar el pasado, porque ya se fue, pero queda en ti el reparar lo malo y rescatar las cosas buenas;

    lo seres humanos somos personas muy complejas y cada cual es un mundo, tratamos de vivir en el presente pero siempre estamos recordando el ayer.
    Yo sé que cuesta mucho superar un mal momento, sé que duele muchísimo acordarse de aquellos a los que hemos amado tanto y ya no están, pero si limpiáramos nuestro interior de tantas cargas emocionales tendríamos más lugar para ampliar nuestro horizonte, tanto en lo personal como lo espiritual.
    Así te darías cuenta de que aquellos que ya no están acompañándonos en la tierra, nos sonríen desde algún lugar de nuestro corazón.

    Tendríamos una oportunidad de crecer y llegar más lejos de lo que hoy hemos logrado.

    - No te aferres al ayer como el mayor de tus bienes -
    Ama cada instante vivido y suéltalos,
    todo lo que vive enjaulado no te dejará avanzar,
    piensa que todas cuanto vive en libertad es más feliz,
    lo mismo te sirve esta lección a a ti.

    Deja a tu mente con libertad de pensamiento y expresión, para que vayas soltando poco a poco y día a día esos lazos del recuerdo.

    -El ayer ya no es tuyo, suéltalo déjalo ir-

    Hoy tienes ante ti una nueva oportunidad de volver a tener tu hoy y tu mañana como quieras;
    sólo date la libertad de soñar, de volver amar, de volver a creer en las cosas, y a medida que vayas alejando el ayer de tu vida, se te presentarán nuevas cosas.

    Dedícate a ser feliz, aprende a respirar y soltar amarras de todo tipo.
    Cuando logres esa paz interior es cuando estarás preparada para comenzar de nuevo la vida.

    Levanta tu vuelo y comienza una nueva etapa en tu vida, con el dolor del ayer y la experiencia de hoy, serás una persona completa.

    Ahora sólo quédate en silencio, en paz, que mañana será un nuevo día para ti, hazlo a tu manera.

    UN ABRAZO.


    ResponderEliminar
  2. Aleida es hermoso tu aporte,gracias,sin duda jamas nos podemos quedar en el pasado,hay que seguir adelante,subir,escalar como dice una hermosa frase:"Si quieres triunfar, no te quedes mirando la escalera. Empieza a subir, escalón por escalón, hasta que llegues arriba." y yo agregaría no mires hacia atrás porque te puedes caer.
    Abrazos
    Nelly

    ResponderEliminar
  3. ...y es que "si no sueltas el pasado, ¿con qué mano agarrarás el futuro?". Salud, amigas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Armando sin duda,es lo que pasa que queremos olvidar lo que no sirvió del pasado,pero seguimos agarrados allí,entonces no tenemos con que mano agarrar el futuro.Me encanta tu apreciación.
      Saludos
      Nelly

      Eliminar
  4. Nelly, mientras llega Carmen voy a ver si soy capaz te llegue un saludo. No he visto si has publicado algún articulo más. Te he guardado en Favoritos y asi me es mas facil entrar en tu blog.
    Un abrazote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues salúdame a Carmen que tu saludo ha llegado.
      Que tengan una feliz noche.
      Gracias por guardarme en favoritos.
      Un abrazo
      Nelly

      Eliminar
  5. La vida está llena de momentos, unos más agradables que otros, unos más memorables que otros y unos más pasajeros que otros…

    Algunos de esos momentos alcanzan la inmortalidad, pues son momentos que han sido grabados en nuestros corazones con el pincel de la incertidumbre, la duda, remordimiento, arrepentimiento, dolor o incluso rebosante felicidad.

    Todos los momentos vividos son parte de nuestra vida, están para vivirlos, aceptarlos, recordarlos y olvidarlos.

    ResponderEliminar
  6. Hay momentos en la vida que nos marcan para siempre, dejan huellas que nada puede borrar porque han quedan marcadas en nuestros corazones.

    Momentos imborrables, muchas veces debido a amores que murieron por un error que cometimos, o errores de ellos mismos pero en los que ninguno tuvo la humildad pedir disculpas, errores por los que dejamos atrás aquello que con un poco más de esfuerzo nos pudo haber hecho felices y dar otro rumbo a nuestra vida.

    Pero ya es tarde, por eso se llaman “momentos” y si no sabemos guardarlos o cuidarlos se nos van como agua entre los dedos. No trates de olvidar o de estar pensando en lo que no hiciste, eso ya pasó, no hay vuelta atrás, sólo queda seguir adelante atesorando todos los bellos momentos que la vida nos regaló, que en su tiempo no lo valoramos.

    Conserva en un lugar de tu corazón todo lo vivido, lo que has llorado y lo que has reído; son momentos que te acompañarán cuando llegue el otoño a tu vida y un día te sorprenderás volviendo la vista atrás y sintiéndote feliz por haber amado y sido amada.

    ― Atesora los buenos momentos.
    Aunque esa relación no prosperase, no permitas que las sombras de la tristeza borren tus momentos, no permitas que nadie te borre los recuerdos. Sembraste amor en otra persona y ese es un sentimiento que no todas lo saben dar; si amaste y te amaron y si no recibiste lo que diste que tampoco te importe, has sido una persona privilegiada, hay que echar las migas de pan en el agua, habrá quien se beneficie con tu acto de amor.
    Siempre hay que darlo todo, no guardarse nada, aprender de los errores y ser humildes, desgraciadamente esto es algo que aprendemos cuando ya hemos cometidos los fallos, pero te queda la oportunidad de enseñar a los tuyos la nobleza del perdón y del no guardar rencor a nadie, sólo así lograremos ser felices.

    ResponderEliminar


  7. Quizás para nuestra vida ya pasó el tiempo, pero son cosas que podemos enseñarle a nuestros hijos para que nunca pierdan los momentos más bellos de la vida, porque después sólo quedan preguntas que nunca tuvieron respuestas.

    Procura no retrasar las cosas, olvidar y conservar recuerdos te dará más alegría y felicidad a tu vida, cada día que pasa debes decir:¡Hoy es un nuevo día para mí! Haré que cada minuto y cada hora que pase sean especiales, porque de eso se trata la vida, de vivir los momentos, ya sean felices o tristes, hay que vivirlo, porque ningún día es igual a otro…
    ¡Hoy voy a vivir mis momentos así conservaré en mi corazón la historia de mi vida!

    ResponderEliminar
  8. saludos sra nelly Dios t bndiga saludos! se le quiere mucho dsd el llano inmenso d san fdo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Aleida tenía tiempo sin abrir el blog y hoy encontré tu comentario como siempre hermoso el compartir que haces.Un abrazo para tí y tu niña y que Dios las bendiga!!!

      Eliminar