martes, 28 de agosto de 2012

No haga de su vida un borrador.


Mario Quintana, poeta y periodista brasileño, nunca estuvo mas cerca de la verdad como cuando dijo: "No haga de su vida un borrador, porque podrás no tener tiempo de pasarlo en limpio". 
No responder un mensaje. Posponer la visita a un amigo. Dejar de hacer esa llamada que había pensado. No reunirnos en familia. Esperar tener muchos recursos para ayudar al que necesita. Dejar de ver la película que nos gusta. No terminar de leer un libro, cambiar la cita médica. Guardar la receta que nos gustó para prepararla un día especial. Dejar para el otro año, el viaje que habíamos planificado para este, y la carrera en la Universidad para terminarla después. 
No perdonar. Dejar de reír, cantar, bailar, porque ya habrá tiempo para eso. No decirle a esa persona que la queremos ni pedir ese abrazo que tanto necesitamos. No tener el valor de decir lo que pensamos, y de entregar ese regalo que ofrecimos, o aquel enfermo que no visitamos. 
Tantas pero tantas cosas que dejamos en borrador para luego pasarlas y se acumulanporque cada día la vida nos presenta nuevas cosas, por eso los sueños se truncan y mueren las esperanzas. 
El tiempo sigue su carrera incontrolable y un día nos encontramos con tantos sueños en borrador que ya no hay tiempo de pasarlos en limpio. Lo bueno sería realizar directamente lo que queremos, así no nos atrasamos ni dejamos de cumplir nuestros sueños porque vivimos lo que cada día nos presenta, lo que cada hora nos regala. 
Eliminemos los borradores, que se van transformando en una montaña de sueños truncados, y quizás cuando un día decidamos realizarlos el tiempo se haya encargado de hacerlos ilegibles y ya no habrá forma ni tiempo de recordar lo que decía. 
Posponer es dejar en borrador nuestros sueños.
Nelly Guerrero

6 comentarios:

  1. Muy cierto, hay que cerrar círculos...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin duda no dejando nada en borrador tambien se cierran circulos...

      Eliminar
  2. Anotaba en una libreta cosas que debía hacer cuando tuviera un momento disponible. Las hojas se iban llenando de palabras y una pocas frases fueron tachadas. Un día terminé la libreta y dejé de anotar deseos aplazados.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es así,José Ignacio,lo que se deja en borrador son deseos aplazados,sueños que quedan sin realizar.
      Gracias por compartir.
      Saludos
      Nelly

      Eliminar
  3. wow! hermosa reflexion.... Dios le guarde sra nelly por donarnos su valioso tiempo y asi cada dia a travez de esas reflexiones descubrimos algo nuevo en nuestras vidas q nos enseña y nos ayuda a crecer como seres humanos.

    un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a tí por compartir y que Dios te bendiga.
      Un abrazo
      Nelly

      Eliminar