domingo, 6 de enero de 2013

Llegan los Reyes Magos

juegos de los reyes magos y santa claus

Hay cartas y zapaticos al lado del árbol...Los niños se ríen de la inocencia de los padres, porque ellos nuestros niños de hoy, saben que los Reyes se quedaron para adornar el pesebre, que los camellos están en el desierto y que sus padres llegan cargados de paquetes donde vienen sus regalos. La inocencia que permitió soñar y vivir esos hermosos momentos,se ha ido...Los medios se han encargado de borrar esa hermosa ilusión.Los padres somos culpables por permitir que nuestros hijos se posesionen de ellos, quizás para encontrar más tiempo para nosotros. Cuantos niños quisieran que en lugar de ese juguete que ha costado tanto,sus padres le dedicaran más tiempo, para hacerles comprender el valor de las pequeñas cosas,la maravilla de los detalles, y encontrar el calor del hogar que se ha ido perdiendo. De esta forma también alejaríamos de nuestros niños esa mentalidad capitalista, que hace de cada época un verdadero mercado, donde los que carecen de recursos deben igualarse a los que tienen mucho. Pero quizá, no todo está perdido, hay hogares que han luchado por mantener la ilusión en nuestros niños, son dignos de elogio en nuestros tiempos, se alzan como estandarte, ellos merecen el más fuerte de nuestros aplausos. De una u otra forma, llega la representación de las tres razas conocidas en la antigüedad: Melchor, un anciano blanco,Gaspar un joven moreno y Baltasar de raza negra, pero llegan para completar el portal que en los  i nicios de la Navidad, con tan buenos propósitos, hicimos tu y yo. 
Nelly Guerrero

2 comentarios:

  1. Muy lindo!!! Es verdad ya poco se oye de los reyes magos, pero yo todavia tengo la ilusión de que me traigan algo, voy a ver que me dejaron en el presebre de mi madre.

    ResponderEliminar
  2. Es cierto Nelly, cada vez más se vuelve la Navidad o día de Reyes, por citar solo estas fechas del año, un motivo más materialista, donde gente que se dice atea tal vez es la primera en reunirse a recibir regalos sin tomar conciencia del valor original y lo importante que sería transmitir a los pequeños la esencia, lo que significa. Pero bueno, tal como dices, también hay hogares donde todavía pueden rescatarse estos y más valores y donde la ilusión prevalece sin demasiadas pretenciones materiales. Un abrazo!

    ResponderEliminar